20140412_191215

Llega la Semana Santa, 4-5 días festivos (depende la comunidad en la que vivas), y todos salimos como caballos desbocados buscando desconectar de la rutina diaria. No es especialmente mi fecha favorita para viajar, pero este año tenemos un plan buenísimo, y disfrutaré de unos días en, y, de Madrid. Pero otros años, es habitual, quedarme en Donostia, y hacer excursiones de día. Salir pronto por la mañana y volver para dormir, con la satisfacción de haber pasado un bonito día. Os propongo una excursión para esta Semana Santa, por si no sabéis que hacer, o para cualquier momento que os podáis escapar. En cuadrilla, en pareja, o con niños. Apto para todos los gustos. Yo lo pude disfrutar el fin de semana pasado. 

Como Urdaibai, se conoce, al área formada en la desembocadura del río Oka, en la zona de busturialdea, Bizkaia. Es el humedal más importante de Euskadi, así como zona de reposo para aves migratorias. Tiene rincones y pueblos espectaculares; San Juan de Gaztelugatxe, Elantxobe, Gernika y su Casa de Juntas, las cuevas de Santimamiñe, o El Bosque de Oma, son algunas de las visitas que no os podéis perder. Busturialdea y la Reserva de Urdaibai dan para mucho. Hoy, solo os ofrezco una pequeña, pero completa, excursión. 

El punto de encuentro para esta excursión, es el Bar-Restaurante Lezika, en el Barrio Basondo de Kortezubi. Es un punto importante, ya que desde aquí, podemos encontrar muy cerca tres puntos muy interesantes para visitar. 

  • El Bosque de Oma. 
  • Las cuevas de Santimamiñe.
  • Basondo, centro de recuperación de fauna silvestre.

Para llegar al punto de encuentro, deberemos de ir a Gernika, y una vez allí, sin entrar al pueblo, seguir el letrero que nos indique “Playas”. Sin desviarnos del camino, tomaremos el cruce donde nos indique otro letrero “Bosque encantado de Oma/Cuevas de Santimamiñe”. No tiene pérdida, tras unos kilómetros, nos toparemos con el parking del restaurante Lezika. 

 

Bar urdaibai

 

En la excursión que os propongo hoy, la visita es a Basondo. Basondo es un centro de recuperación de animales. La verdad es que da gusto ver lo bien cuidados que están. Nosotros, éramos un grupo grande (27 personas), y aunque no nos hicieron descuento por grupo, si que pudimos contar con Iñigo, un apasionado de los animales y la naturaleza, que nos acompañó durante todo el recorrido, explicando cómo había llegado cada animal allí, características, anécdotas…, la verdad es que la visita gana mucho con él.

Los animales que llegan hasta Basondo pueden venir de diferentes sitios:

  • Animales heridos de bala, cepos, trampas…, que los curan y cuidan en Basondo, y se quedan allí, ya que debido a su estado actual  no sobrevivirían en su hábitat natural.
  • Animales exóticos que adquiere la gente, y cuando no pueden cuidarlos, los llevan a Basondo, dónde los cuidan estupendamente.
  • Animales que ya están muy mayores, y que en vez de sacrificarlos, los cuidan allí. Es el caso de un camello que pertenecía al Circo Italiano. 

En nuestro caso, la excursión por Basondo, duró casi 3 horas, todo dependerá si Iñigo puede acompañaros o no. 

El precio de la entrada de adulto es de 8 euros, y la de los niños de 5 euros. 

 

Basondo Urdaibai

 

Después de tres horas de visita, nos crujía un poco el estómago, y como eramos 27, ya habíamos reservado con antelación sitio en la Cervecera Marco Pollo. Las cerveceras, son un invento estupendo de los bizkainos, que consiste en bares, en los que tienes que hacer cola para hacer tu pedido, cogerlo, y llevarlo a la mesa. Normalmente la estrategia suele ser dividir las tareas, mientras unos buscan sitio, otros se ponen a la cola. El menú es básicamente el mismo en todas las cerveceras, pollos asados, patatas, ensalada, chorizo, croquetas, y en temporada, pimientos verdes, de Gernika, ¡por supuesto!. Es siempre una buena opción; se come bien y a un precio razonable. Y lo mejor, que hay un montón de ellas repartidas por toda Bizkaia.

Hay algunos, como Marco Pollo, que están preparados para que los niños se desfoguen corriendo por la hierba, o montando en los columpios. La cervecera Marco Pollo nos la encontraremos bajando de Basondo, a mano derecha, es fácil. 

 

Marco Pollo Urdaibai

 

Para terminar la excursión, decidimos acercarnos a la playa de Laida; mientras los niños bajaron a jugar en la arena, los adultos nos quedamos en el bar, pero solo, por que queda más alto y se les vigila mejor, no vayáis a pensar mal. 

 

Laida Urdaibai

 

Y ya, casi de noche, dimos por finalizada una jornada estupenda, y cada cual partió a su sitio de origen. Una excursión estupenda y totalmente recomendable. ¡Animaros!

 

email