Tengo un plan” Tienes que entregar  tu móvil, portátil y coche de empresa”. De esta manera, terminaron,  el  13 de diciembre de 2013, 8 años dedicados a una multinacional. Y sí, dedicados, porque lo único que hacía era trabajar. Entono el mea culpa… Mi vocación de servicio (¡¡ni que fuera la reina!!), de querer hacer las cosas bien, hicieron que dejara de lado mi vida personal, y que me dedicara a trabajar; incluso durante mis vacaciones, gestionaba alguna que otra cosa. Mal, muy mal, lo sé!!!

 Con lo que, ahora mismo estoy en fase de desintoxicación laboral. Mientras dura el proceso, me estoy dedicando poco a poco a recuperar lo que había perdido… Tiempo para mí.

Me levanto como muy tarde a las 8 y me acuesto a media noche, y durante todas esas horas, me dedico a hacer cosas que me gustan; desayunar en una terraza, ir con el carrito a la compra al mercado, quedar con amig@s, recuperar el  hábito de hacer deporte diario, leer; leer mucho, hacer cursos sobre bisutería, pizzas o visual thinking, y cocinar. Me estoy dedicando mucho a cocinar, y me gusta!

Y aquí me encuentro, sin saber que camino ( laboral) tomar. Así que mientras veo la luz, y tras pensármelo mucho, queda inaugurado este blog, que será mi rincón ocioso, de esparcimiento, una forma de plasmar temas que me interesan y contarlos a mi manera, que para eso es mi blog! :)

No pretendo instruir, ni enseñar nada… Mi intención es compartir. Compartir mis recetas, mis escapadas, planes de día, mis vinos favoritos, rincones con encanto, tascas, bares, deporte, y lo que surja, y siempre, desde mi punto de vista, totalmente subjetivo, por supuesto!

La fotografía que preside mi blog está llena de color. Son “siempre vivas”, unas flores que me encantan, llenos de color, aguantan perfectamente sin agua, unas supervivientes. Me gustan!

Así que, como decía en el inicio de este primer post… tengo un plan, no es ser perfecta, es  ser FELIZ… y espero poder compartirlo con todos vosotros.

 

email